Productos para el Sector Hospitalario

Soluciones para toda la gama de productos críticos de conservación.

Se define como cadena de frío a la serie de elementos y actividades necesarias para garantizar la potencia inmunizante de las vacunas desde su fabricación hasta la administración de éstas a la población.

Es preciso, no obstante, señalar que este concepto se ha ampliado en los últimos años, especialmente en los países donde la vacunación ha pasado a ser una actividad generalizada y llevada a cabo mediante programas de inmunización. Como finalidad de optimizar la eficacia y la eficiencia de estos programas, ha sido preciso contemplar, además del abastecimiento de vacunas a la población en condiciones óptimas de conservación (clásicamente definido como mantenimiento de la cadena de frío), una planificación operativa que permita garantizar la calidad integral de la vacunación. Esta planificación es la que se denomina “logística de los programas de inmunización”.

Para la distribución de vacunas deberán utilizarse neveras portátiles, embalajes isotérmicos o porta-vacunas. La utilización de uno u otro elemento vendrá condicionado por:

a) El tipo de vacunas a transportar

b) El volumen, la cantidad de vacunas a incluir en el transporte

c) La temperatura ambiente durante el transporte

d) El tiempo máximo de recorrido

Como norma general deberán utilizarse neveras portátiles dotadas de acumuladores de frío y controlador de temperatura.

Nuestras soluciones para el ámbito Hospitalario

Acumuladores y placas de frío

Hielo Seco Express

Hielo Seco Express con Reexpedición

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies